Las preguntas que genera nuestro Zonal Cuyano ¿? ¿?

Sin cabeza, sin un mandamás, sin nadie que decida, el Zonal Cuyano versión 2018 está más acéfalo que nunca.

A 14 días de la próxima fecha según calendario (1 y 2 de setiembre) no hay escenario, no hay organizador ni tampoco un interesado al parecer.

“Dicen” algunas voces que algunos organizadores se quejan de que hay pocos autos. La realidad muestra que este año el Zonal Cuyano ha tenido en promedio 63 autos. Es poco? Hagamos una mala comparación:

  • Ultima fecha Turismo Carretera (Rafaela): 75 autos (43 TC y 32 TC Pista)
  • Ultima fecha Súper TC2000 (Oberá): 38 autos (22 Súper TC2000 y 17 Fórmula Renault 2.0)
  • Ultima fecha Turismo Nacional (Termas): 63 autos (32 Clase 2 y 31 Clase 3)
  • Ultima fecha Top Race (Termas): 53 autos (21 TR, 17 TR Series y 15 TR Junior)

Pocos entendemos la situación actual del Zonal Cuyano y muchos nos preguntamos:

  • El zonal antes era negocio y ahora no?
  • Quién es el dueño actual del zonal?
  • Si tenemos que consultar algo del zonal, adonde nos dirigimos?
  • Qué fue de la vida de la famosa asociación de pilotos APAT?
  • Si APAT maneja las carpas, porque no aparece como organizador?
  • AVE, ASA, ACM, ACT perdieron dinero que no se hacen cargo del zonal?
  • O tenemos malos dirigentes o son buenos, pero no saben hacer las cosas?

Las preguntas pueden continuar y continuar, pero la realidad es una. Las principales categorías del automovilismo argentino están pasando una crisis PEOR que la del Zonal Cuyano y los autódromo se pelean por tener una fecha.

No será que necesitamos un gestor/único organizador/administrador/gerente para el Zonal Cuyano. Alguién que le interese ganar dinero, lucrar con el automovilismo para no tener estas incertidumbres, que hasta vergüenza dan!

En todo el país el automovilismo se maneja de una forma y siguen subsistiendo y/o creciendo, en algunos casos. En Mendoza se hace todo lo contrario, no se invierte, se trata mal a la gente valiosa, la mayoría de los pilotos se queja si algún dirigente gana dinero, pero también se queja cuando no hace nada.

De la difusión del automovilismo ni hablemos. Cada vez menos medios de prensa. No existe televisación oficial porque ningún piloto la quiere pagar (como realmente ocurre en TODOS los campeonatos televisados), ni tampoco ningún dirigente tuvo la capacidad para implementarla. Tampoco hay radios en vivo (o transmisión on line) de las actividades, aquí eso no existe!

En la actualidad cualquier campeonato de autos, motos, karting y hasta autos a radio control tiene tiempos “en vivo” con pantallas en algún lugar del autódromo y “en vivo” en todos los celulares usando el conocido Race Monitor abierto al público, Speedhive u otro servidor parecido para ver los resultados ordenados desde cualquier parte del planeta. En Mendoza, no, lo hacemos para un grupo reducido, entre nosotros y que pilotos y mecánicos no puedan ver los tiempos en vivo, que sigan usando cronómetros manualmente!

En muchísimos campeonatos, la propia organización posee cámaras para que la fiscalización revise maniobras, porque la transparencia elimina conflictos y hace que las carreras finalicen en el domingo, no tres semanas después. Acá en Mendoza esa “estrafalaria tecnología” todavía no llega ni a los organizadores ni a la Federación. Ni hablar de usar un sistema de circuito cerrado “en vivo” con la posibilidad de adelantar y retrasar maniobras para ser analizadas.

En fin, para algunos seremos críticos, para otros seremos locos, pero la realidad es una sola: el automovilismo mendocino continuará atrasándose si no aparece algún dirigente que tenga ganas de trabajar para el automovilismo, para mejorarlo, que gane dinero por su trabajo y haga ganar dinero al resto, porque de eso se trata. El automovilismo es una INDUSTRIA, muchas familias viven de él y a veces muy pocos dirigentes se dan cuenta de eso!

Más Noticias