Gil y Sánchez sin suerte en las finales del Pista Clase 2

UN TOQUE LO DEJÓ SIN NADA A DANILO GIL

Una vez más, una maniobra innecesaria le quitó la posibilidad de recuperarse. Danilo Gil realizó desde el viernes una gran tarea. Se mantuvo entre los cinco mejores, ganó su serie pero se vuelve a Mendoza con las manos vacías tras la final de la Clase 2 del Turismo Pista.

Largó segundo y se acomodó a la cola de Lucas Garro. Intentó tomar la punta pero no arriesgó. Apenas iniciada la competencia ingresó el auto de seguridad y en el relanzamiento perdió terreno con el líder aunque también ganó a su favor con el tercero, que terminaría siendo su verdugo, Fabrizio Angeli.

El puntano, en su afán de achicar la distancia sacada por el mendocino, estiró de más el frenaje en la primera curva, golpeó directamente en la parte trasera derecha del Corsa y fue ahí cuando comenzaron a esfumarse las chances del podio. Intentó seguir en competencia aunque los daños le impidieron continuar en carrera.

“Mucha amargura tengo. Estabámos haciendo todo bien, no cometimos errores pero un exceso innecesario nos quedamos sin nada. Estas cosas molestan mucho. Tuvimos un auto muy competitivo durante todo el fin de semana, hay que pensar en lo que viene”, explicó con tristeza y bronca.

Tras la cuadriculada, Angeli fue recargado por maniobra peligrosa, un castigo menor teniendo en cuenta la consecuencia de su impericia. La próxima competencia de la temporada será el 18 de noviembre en el autódromo de Rosario.

LA FORTUNA NO ACOMPAÑA A SANCHEZ

William Sánchez no puede enderezar el rumbo. Luego del buen resultado logrado en San Luis, el mendocino viajó con mucha ilusión a Olavarría buscando seguir por ese camino pero a los pocos metros de ponerse en marcha la final de la Clase 2 del Turismo Pista, todo se derrumbó.

Apenas el semáforo cambió a verde, William tuvo una gran largada y superó a cuatro rivales hasta que en la primera curva, y por esquivar un trompo, eligió ir por afuera y terminó siendo parte de un múltiple accidente en el que su Corsa sufrió muchos golpes, aunque sin consecuencias para su físico.

“No tenemos suerte. Largué muy bien, avancé y en la curva uno me tiro al paso para evitar golpear a un rival y antes de volver a la pista, me golpean otros que también fueron parte del incidente. Fueron 6 o 7 autos los que quedamos involucrados y el auto se rompió mucho, una lástima”, contó apenas terminada la competencia.

En el clasificador final, quedó en el puesto 24 a una vuelta del vencedor, un resultado anecdótico si se tiene en cuenta la magnitud de lo ocurrido. Rosario, el 18 de noviembre, será su próximo desafío nacional

Más Noticias