Santero rompió motor cuando luchaba por la victoria en Río Cuarto

Lamentablemente, la rotura del motor pasada la mitad de competencia cortó una gran ilusión de descontar fuerte y pelear de lleno por el campeonato a Julián Santero, quien tras ganar su serie debió luego abandonar cuando marchaba 2do en la competencia final de la Clase 3 del Turismo Nacional que se disputó en el autódromo de Río Cuarto, donde se realizó la 10ma fecha del año.

Tras la buena clasificación completada el sábado en la 3ra ubicación, Julián formó parte del tercer parcial en el cual largando desde el 1er puesto, cayó al lugar de escolta detrás de Leonel Pernía luego de quedar patinando en la partida. No obstante luego de atacar y tras una lucha reñida con el tandilense, pudo superarlo al final del parcial para tomar la punta y así obtener con autoridad el triunfo en lo que fue la batería más veloz de las tres.

Así, largó la competencia final desde la 1ra posición, y tras una buena largada mantuvo el liderazgo por varias vueltas, hasta ceder la punta con Fabricio Pezzini al final de la recta principal, luego de tener que defenderla en varias oportunidades. Ambos pilotos se escaparon en punta cortados del resto, pero lamentablemente cuando venía con el lugar de escolta asegurado y se llevaba puntos que lo dejaban de lleno nuevamente en la lucha por la punta del campeonato, la rotura del motor en la vuelta 16 cortó la ilusión, perdiendo el mendocino puntos importantes. Pezzini (Toyota Corolla) se quedó con el triunfo.

Con 10 fechas disputadas del campeonato de Clase 3 de Turismo Nacional, Santero se mantiene en el 4to puesto en el mismo sumando un total de 169,5 puntos, quedando a 37,5 unidades del líder, Leonel Pernía. La próxima fecha del campeonato será el 11 de Noviembre en el autódromo “Rosendo Hernández” de la ciudad de San Luis.

Julián Santero: “Amargado porque la rotura del motor nos corta la ilusión de irnos bien firmes en la pelea por el campeonato. El auto funcionó bien durante todo el fin de semana, y hoy temprano después de quedar patinando en la largada, hicimos una serie muy linda, sin regalarnos nada con Leo Pernía a quien pude superar para después escaparme. Eso me permitió largar adelante la final donde fuimos liderando hasta que Pezzini que estaba más rápido por derecho, me terminó superando después de defenderme bastante. Veníamos en el segundo puesto, asegurando muchos puntos que nos dejaban bien cerca de la punta, hasta que se rompió el motor y nos quita muchas posibilidades. Lamentablemente son fierros, se pueden romper. Nos quedan dos carreras para ir a todo o nada, sabiendo que las chances matemáticas aun están. Agradecido a todo el equipo por el gran auto que me ha entregado”.

Más Noticias