Hace 35 años, Carlos Reutemann ganaba el GP de Brasil

cFEats

El piloto argentino se imponía en el Gran premio de Brasil, disputado en Río de Janeiro, en una carrera en la que tomó el primer lugar desde la largada hasta el final. Carlos estuvo estupendo.

Apenas se produjo la largada, el bólido rojo pasó como una ráfaga entre el McLaren de James Hunt y el Lotus de Ronnie Peterson. Así el piloto argentino Carlos Lole Reutemann tomó el primer lugar con su Ferrari 312 en el agobiante domingo de Río de Janeiro. Y no dejó el primer puesto hasta que la bandera a cuadros le marcó el final.

El 29 de enero de 1978 se disputaba el Gran Premio de Brasil, en el que Lole ganó la primera de sus cuatro carreras ese año (terminó tercero en el campeonato) y además condujo su nave roja montada sobre los neumáticos Michelín. Esto marcó el hecho histórico de ser el primer triunfo de la marca francesa en la Fórmula 1 y cortar una racha de 109 triunfos seguidos de Goodyear.

Esa temporada había empezado el 15 de enero con el Gran Prix de Argentina, donde ni Reutemann ni el canadiense Gilles Villeneuve pudieron maniobrar sus Ferrari por culpa de los neumáticos y terminaban 7º y 8º, muy lejos de Mario Andretti (Lotus).

Los autos de la escudería italiana eran los únicos que utilizaban Michelín. En Francia, tras el fracaso de la competencia de Buenos Aires, construyeron nuevos compuestos para los neumáticos, que se adaptaron a la perfección al calor del circuito brasileño de Jacarepaguá.

En las pruebas del domingo con tanques llenos, Reutemann sentía que la Ferrari volaba y era más rápida que los autos con gomas Goodyear.

Los técnicos de Michelín aprendieron que los compuestos blandos aguantaban mucho más. Por eso tenían dos juegos de gomas bien blandas que eran ideales para los tiempos de la clasificación y además, el sábado llegaron de la fábrica francesa las gomas que utilizarían los autos de Reutemann y Villeneuve.

En la largada, antes de llegar a la primera curva, la multitud en Río de Janeiro observaba al auto rojo con una ventaja de dos coches sobre Peterson y en la segunda vuelta Carlos seguía sacando ventajas hasta estirar a 5 segundos sobre el escolta.

Lole se sentía seguro, ganador y confiado y era el más veloz en todos los sectores del circuito para aumentar a un promedio de 1,5 segundos por vuelta la ventaja.

Ya en la novena vuelta llevaba 17,8 segundos de luz sobre Andretti. La competencia empezaba a tener mayor motivación para los locales cuando el ídolo Emerson Fittipaldi (ex campeón Mundial ‘72 y ‘74) se colocó tercero con su Copersucar, made in Brasil. Se había dado el gusto de tener su propio equipo de F1.

En la vuelta 20 (sobre un total de 63) el argentino tenía 30 segundos de ventaja y los cuatro de adelante intentaban sólo llegar detrás del primero que al final le sacó casi un minuto al segundo. Reutemann terminó con 1h49m59s86c, Fittipaldi con 1h30m48s99c y Niki Lauda (Brabham) con 1h50m56s88c en los tres lugares de vanguardia.

Había sido una de las competencias más brillantes del piloto argentino que fue tercero en el campeonato de la F1 (tres veces 3º y una vez 2º) de ese año. Terminó el GP de Brasil y el público local reconoció la gran tarea de Lole.

El sexto triunfo
En Río de Janeiro se produjo la 6ª victoria de Reutemann en F1 de las 12 que logró en su campaña. La particularidad es que de esos triunfos tres fueron en Brasil (1 en Interlagos y 2 en Jacarepaguá).

catGQ4s

Por Lucio Ortiz
lortiz@diariouno.net.ar